Nosotras
TwitterRssFacebook

info@matronasamane.com

icono telefono722 274 352

TwitterRssFacebook
Servicios

Masaje infantil

El masaje infantil es una antigua tradición en muchas culturas del mundo, que se ha trasmitido de madres a hijas.

Muchos estudios de investigación revelan la necesidad del contacto afectivo como parte fundamental de los primeros años de vida.

Con el masaje se establece este primer contacto, contacto físico, con el que cubrimos una necesidad humana básica de una forma agradable y sencilla.

Masaje infantil
“Las caricias, los contactos piel con piel,los masajes, todo ello alimenta al niño. Es un alimento tan necesario como los minerales, vitaminas y proteínas” Dr. FREDERICK LEBOYER

En amane, el programa de Masaje Infantil consta de 5 sesiones, impartidas con una frecuencia semanal, y de una hora y media de duración cada una. El curso lo imparte una matrona formada por la Asociación Nacional e Internacional de Masaje Infantil (AEMI) y está dirigido a bebés a partir del mes hasta el año de vida.

El masaje infantil, como lo conocemos hoy en día, surgió tras la estancia de Vimala Schneider en la India, donde observó a madres utilizar dicha técnica con sus hijos. Tras mezclar métodos hindúes y suecos, y técnicas de yoga, y compartir dicha vivencia con su primer hijo, decidió mostrar a madres y padres los beneficios que obtuvo.

El masaje infantil nos propone hallar el espacio y el tiempo para que, con el contacto piel con piel, los padres e hijos se encuentren con exclusividad, dando así más calidad a sus relaciones y transmitiéndose, unos a otros, confianza y seguridad, para llegar a un entendimiento mucho más profundo, que les acompañará durante toda la vida.

Diversos estudios definen los BENEFICIOS del Masaje Infantil:

  • Ayuda a crear y reforzar los vínculos afectivos positivos.
  • Alivia el malestar producido por cólicos y gases.
  • Facilita el sueño del bebe.
  • Ayuda a escuchar y comprender el llanto del bebé.
  • Establece el hábito de la comunicación entre madres/padres e hijo/as.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Ayuda a madurar el sistema nervioso.
  • Equilibra los periodos de estimulación y relajación.
  • Proporciona confianza y seguridad a los padres/madres.
  • Ofrece un momento de tranquilidad.
  • Crea un momento de dedicación exclusiva.